Belkis Castillo, una pastora de controversias a quien “la enfermedad no la puede tocar”

Belkis Castillo es una pastora higüeyana que ha causado controversias, por su accionar religioso, y que el pasado domingo fue detenida por realizar un culto con 30 feligreses, violentanto las normas de distanciamiento social debido a la pandemia del coronavirus.

Castillo se autodefine como “como una sierva de Cristo” en quien Dios ha depositado proyectos y planos que muchos no se atreven a realizar”, según relata el diariojuvenil.com en una entrevista realizada el pasado 6 de enero a la pastora a cargo de la Iglesia Ministerio Internacional Emaús, en Higüey, provincia La Altagracia, donde este domingo sus feligreses se aglomeraron en un culto para pedirle a Dios por el cese del coronavirus en la nación.

Por el hecho, la pastora fue arrestada y multada con el pago de cinco mil pesos por haber violentado las normas de distanciamiento social establecidas por las autoridades para frenar el contacto y la propagación del COVID-19, las cuales son reiteradas a diario por el Ministerio de Salud Pública.

Castillo publicó el pasado 30 de abril en su cuenta de Instagram que era inmune al coronavirus alegando que tenía el “fuego de Dios en todo su cuerpo”.

“Tengo fuego de Dios en todo mi cuerpo, la enfermedad no puede tocarme, recibe el fuego de Dios ahora”, dice ella en la publicación.

Además, ha alegado en los medios digitales de la localidad: “Cada uno hace lo que quiere y en el día que quiere, en un país en el que hay libertad de expresión y libertad de culto”.

Esa expresión suele utilizarla para justificar la actividad que desde hace siete años se realiza cada 21 de enero, Día de la Virgen de la Altagracia, bajo el nombre de “Día de Cumplimiento”, cuando motiva a sus seguidores a participar en lo que define como una “guerra espiritual”, según una entrevista realizada a Castillo el pasado 18 de enero y publicada en el canal de YouTube de José Luis Peña Montero.

La pastora también preside un hogar para enfermos mentales bajo el nombre Emaús, el cual lleva 20 años de funcionamiento y que fue creado en honor a un hombre llamado Silvestre, “un enfermo mental que deambulaba con un saco de basura en las calles”, relata el diario digital purohigüeyano.com.

Durante sus horas bajo arresto en Higüey, municipio cabecera de la provincia La Altragracia, definida por Castillo como “la ciudad donde se enaltece los ídolos”, el culto de la pastora fue arduamente defendido por Juan Julio Campo, diputado del oficialismo, puesto por el cual Castillo compitió en las elecciones el 2012 por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), cuando no resultó electa.

Asimismo, luego del culto oficiado por la pastora, la Asociación Dominicana de Comunicadores Cristianos (ADOCOC) emitió un comunicado haciendo un llamado urgente a los líderes cristianos a la prudencia y a ser respetuosos a las recomendaciones de las autoridades sanitarias oficiales para contribuir a la no propagación y a la reducción significativa del número de infectados con el COVID-19 en el país.

“El llamado urgente está siendo hecho, un propósito de lo que ha estado ocurriendo en los últimos días, donde algunos líderes cristianos están incitando a la desobediencia civil… motivando a abrir los templos para dar los cultos”, cita el escrito publicado en el diario digital Minutoaminuto.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *