José Miguel Díaz quiere convertirse en el mejor representante dominicano dentro del jiu-jitsu brasileño

ESPN.- El jiu-jitsu brasileño es una disciplina deportiva que ha visto un auge significativo en la República Dominicana durante los últimos años. La apertura de una cantidad considerable de escuelas y el evidente aumento del interés en los eventos de artes marciales mixtas, demuestran que cada vez es mayor el auge de los dominicanos por lo que ocurre en ese mundo.

Los dominicanos cuentan con un habilidoso representante que ha ganado más de 30 medallas a nivel mundial, 14 de ellas en torneos de la Federación Internacional de Jiu-Jitsu Brasileño (IBJJF, por sus siglas en inglés) y una de plata en el torneo panamericano de la disciplina. Se trata de José Miguel Díaz, un peleador que ha perseguido su sueño y triunfa en aguas extranjeras.

En conversación exclusiva con ESPN, el atleta habló sobre los sacrificios que ha tenido que hacer para establecerse como profesional, así como sus planes a futuro.

“Empecé a hacer jiu-jitsu brasileño en septiembre del 2009, con apenas 14 años. En principio practicaba porque me encantaba la disciplina, pero nunca lo vi como una carrera profesional que seguiría, hasta el 2015 cuando gané mi primer torneo, luego de difíciles años en los que perdí varios torneos, muchos en la primera ronda. Cuando gano por primera vez es que entendí que quería ser un profesional del deporte, sin importar lo que costara. Por eso empecé a entrenar mucho más duro y con más frecuencia”, señaló Díaz.

“Recuerdo que en ese momento conversé con mis padres y les dije que quería poner todo mi enfoque en el jiu-jitsu brasileño, lo que implicaría dejar la universidad, ya que no estaba sintiendo pasión por mis estudios, mientras que la motivación y el impulso que sentía por mi deporte crecían cada día más”, agregó el atleta.

Luego de acordar con su familia, el atleta tomó la decisión de irse a vivir un mes a Nueva York, con el compromiso de que, en caso de no lograr posicionarse dentro del deporte, debería regresar al país y continuar con sus estudios universitarios. Fue ahí donde José Miguel Díaz ganó su primer torneo internacional en 2016 y desde entonces su carrera despegó.

“El primer torneo fuera del país que gané fue New York Open de abril del 2016. Hice tres peleas en mi categoría, las gané todas y obtuve mi primera medalla de oro en un torneo internacional. Ahí fue cuando de verdad entendí que mi decisión era la correcta, ahí estaba mi futuro y no di marcha atrás”, indicó.

En cuanto a la situación actual de su disciplina, Díaz dijo que antes de la pandemia estaba entrenando y en febrero compitió en el Atlanta Open.

“Ahí gané medalla de oro en mi categoría; fue la única competencia en la que he participado este año”. “Mi plan era el de participar en una competencia cada mes de este año, pero todo se canceló. Me estaba preparando para participar en el torneo panamericano, sentía que estaba listo, pero Dios tuvo otros planes. Por lo pronto, me mantengo haciendo ejercicios en casa, estudiando videos de mi disciplina y llevando un programa de alimentación sana. Una vez que todo se solucione, voy de vuelta a mis entrenamientos a representar a mi país. Mi mayor deseo en la actualidad es ganar el campeonato mundial de jiu-jitsu brasileño, así como ser el primer dominicano en ganar el campeonato europeo y el mundial profesional en Abu Dhabi”, concluyó el atleta.

Lograr más de 30 medallas en el espacio de cinco años es, sin duda alguna, una hazaña sorprendente dentro de una disciplina que está en crecimiento, en un país donde hace unos años no se hablaba mucho al respecto. Díaz ha sido un ejemplo de superación, basado en el trabajo duro y una actitud de nunca rendirse.

“Me mantuve entrenando duro, a pesar de la inmadurez que tenía en el principio y de que consideré en un momento retirarme por no ganar en los torneos, porque sabía que no importaba que perdiera, seguiría aprendiendo y creciendo en del deporte”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *