La manifestación de judíos en NY una de las mayores vistas en los últimos tiempos

Miles de personas, en su mayoría judíos, se manifestaron este jueves en Times Square, en el corazón de Nueva York, en apoyo a Israel en su actual ofensiva sobre Gaza y para pedir la liberación de los más de 200 rehenes que el movimiento islamista Hamás capturó el pasado 7 de octubre.

En una ciudad donde las manifestaciones raras veces congregan a unas cientos de personas, la manifestación de hoy fue una de las mayores vistas en los últimos tiempos y demostró por qué Nueva York pasa por ser la segunda ciudad del mundo en número de judíos tras Jerusalén.El Consejo Israelí Americano, que había convocado la concentración, contrató varias de las pantallas luminosas gigantes que rodean la icónica plaza para proyectar durante más de una hora la bandera de Israel o las fotografías de algunos de los rehenes capturados por Hamás.

Los asistentes ondearon cientos de banderas blanquiazules de Israel, junto a la de barras y estrellas de Estados Unidos, y entre los eslóganes más coreados se escuchó «Bring them home» (devuélvanlos -a los rehenes- a casa) y «Am Israel Jai» (el pueblo de Israel permanece, en hebreo)

Schumer, quien acaba de volver de un viaje a Israel, homenajeó al presidente Joe Biden (demócrata como él) «que está haciendo un gran trabajo en favor de Israel», y al escuchar su nombre los asistentes prorrumpieron en aplausos.

Tras él, tomó la palabra el embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, quien utilizó un tono mucho más bronco, al prometer que «Gaza no tendrá un momento de paz hasta que nos devuelvan a los rehenes», que según Israel son 203 y según Hamás son 250 sumando los que están en su poder y los que están en manos de la Yihad Islámica.

Erdan utilizó su tribuna para atacar crudamente a la propia ONU «que mira para otro lado» en el conflicto actual -y los asistentes abuchearon a la organización- y al secretario general, António Guterres, en particular: «Mañana piensa ir al paso de Rafah -que separa Egipto de Gaza-, como si su primera prioridad fuera ayudar a los terroristas. ¿No le da vergüenza?», gritó.

También fueron invitados al estrado algunos familiares de los cautivos en manos de Hamás, quienes en un tono mucho más mesurado pidieron al gobierno estadounidense que trabaje sin descanso para propiciar su liberación; uno de ellos llegó a reconocer que su hijo rehén «está siendo bien tratado» por sus captores de Hamás.

La policía neoyorquina había desplegado un imponente dispositivo de seguridad con varias barreras de acceso hasta la manifestación, pero esta se desarrolló sin incidentes y sin que apareciesen grupos pro palestinos, como ha sucedido en otras concentraciones en los pasados días, tanto en Nueva York como en el resto del país. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + doce =