Nicaragua: funerales tradicionales se trasladan a Facebook Live por temor al coronavirus

VOA.- Al capitán nicaragüense Luis Cristóbal Siero Huembes no se le pudo sepultar con honores como deseó su hijo Luis Siero Alfaro.

Las coronas florales, la bendición de un sacerdote y un desfile de aeronaves eran parte de lo que una vez imaginó el joven para honrar a su padre, que desde temprana edad empezó a trabajar como piloto en la aerolínea La Costeña, la única que opera en el interior de Nicaragua.

La razón es un estricto protocolo orientado por el gobierno del presidente Daniel Ortega al Ministerio de Salud que indica que cualquier víctima mortal del coronavirus será inmediatamente enterrada tras el deceso, sin velatorio ni funeral.

Por esta causa, de forma casi improvisada el joven decidió hacer una transmisión en Facebook Live desde que salió del hospital hasta un cementerio donde le dio el último adiós a su padre, quien murió por razones asociadas al coronavirus. Solo le acompañó su hermana, los sepultureros y la funeraria contratada para los servicios.

“¡Cuídense, esto es real! En Nicaragua apenas está comenzando”, advirtió el joven en la transmisión en vivo, que ha sido reproducida por más de 100.000 personas en su cuenta de Facebook y compartida por otros 4.000.

Alfaro comentó a la Voz de América que la transmisión fue impulsada por su madre, quien se encuentra en California, EE.UU., y el resto de la familia, que no pudo asistir al sepelio repentino por el cierre de fronteras que se mantiene a nivel mundial.

“Por eso que hice un video en vivo. Se me vino de último minuto”, dijo el joven.

Alfaro Siero dice que para él fue impactante esta despedida. “Nadie espera despedir a un familiar de esa manera. Lo más lógico es que uno pueda hacer un funeral, velarlo por lo menos un día”, explicó a la VOA.

Igual a este funeral, otros nicaragüenses están recurriendo a Facebook como forma de mostrar el dolor que viven, y en algunos casos para evidenciar los decesos que gobierno del presidente Daniel Ortega niega por discrepar de las cifras de muertes por COVID-19 que han anunciado de forma oficial.

Piloto murió sin que se le hiciera una prueba del COVID19
Cifras oficiales dadas a conocer en el informe del Ministerio de Salud desde hace una semana reflejan que en Nicaragua hay apenas 25 casos positivos de coronavirus y ocho fallecimientos.

Una estadística poco probable por la falta de transparencia en las autoridades nicaragüenses, según médicos independientes.

De hecho, Siero Alfaro, hijo del piloto nicaragüense, denunció que su padre murió sin practicársele una prueba de COVID-19 cuando se presentó a la clínica del seguro social donde estaba adscrito.
“Cuando lo internaron yo le pregunté al doctor que si le iban a hacer la prueba del COVID-19 y me dijeron que no, que los síntomas eran de una neumonía severa y lo tratan como esa enfermedad que le causaba dificultades respiratorias”.

El presidente Ortega recientemente aseguró en un mensaje televisado por cadena nacional tener controlada la pandemia del coronavirus en Nicaragua, aunque reportó que en lo que va del año han muerto 309 personas de neumonía.

Ortega dijo que “algunos fallecimientos tienen que ver con esta pandemia”.

Los sepelios alargan procesos de duelo, dice psicólogo
El psicólogo Javier Barreto, quien es miembro de una organización de médicos en Nicaragua, afirma que la pérdida de un ser querido en las actuales circunstancias alarga los procesos de duelos y la persona debe buscar ayuda y cercanía, aunque sea de forma virtual.

“Por la pandemia, la forma en que nosotros mismos nos relacionamos ha cambiado, así como el abordaje de la muerte”, dice Barreto quien advierte de ataques de ansiedad, estrés y depresión como “respuestas de personas normales en situaciones como estas”, dijo.

El especialista indica hay muchísimas recomendaciones físicas y somáticas para sobrellevar estos procesos.

“Hay que tener una lista de personas con las que uno se sienta bien con quien habla. Hay que hacerlo”, señaló. “Recordemos que un sector de resiliencia es tener un sistema de apoyo sólido, no el aislamiento porque no contribuye en nada. Si sentimos que no podemos, hay que buscar ayuda profesional”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *