Voluntario para vacuna de Oxford, dio positivo a coronavirus: “Ser positivo no significa que la vacuna no funcione, al revés”, explica

Joan Pons, un enfermero español y parte del grupo de voluntarios del ensayo clínico para la creación de la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, dio positivo a coronavirus esta semana, lo que despertó las dudas y preocupación alrededor de esta vacuna, sin embargo, él explicó que contrario a ser una preocupación, es algo positivo.

La vacuna contra el Covid-19, es uno de los temas que más nos han tenido en vilo, pues todos estamos al pendiente de su creación para poder protegernos y evitar más muertes. Una de las vacunas más prometedoras es la creada por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca, que se encuentra en la fase 3 del ensayo clínico, en espera de probar su eficacia.

Voluntario para vacuna de Oxford da positivo a coronavirus

El jueves 8 de octubre, Joan Pons, un enfermero español y voluntario de esta vacuna, dio a conocer a través de un video en Twitter, que después de casi 4 meses dando negativo ante las pruebas de coronavirus, un día antes había salido positivo.

Esa mañana, Joan se levantó con un poco de congestión nasal y dolor de cabeza, por lo que siguió el protocolo indicado en el ensayo clínico y llamó al teléfono de Oxford, quienes le indicaron hacerse una prueba de PCR y quedarse en casa; posteriormente acudió al hospital para hacerse más pruebas. El resultado fue positivo y deberá hacer cuarentena en su casa, con única excepción de acudir el próximo jueves al hospital para nuevas pruebas.

Al ser una de las vacunas más prometedoras, cualquier efecto adverso o situación reportada alrededor de ella, causa preocupación, pues nos hace pensar que es un paso atrás y resta posibilidad de tener una vacuna próximamente, sin embargo, Joan indica que es todo lo contrario.

Sin positivos no puede acabar la fase 3 y sin acabar la fase 3 no hay vacuna”

En entrevista a una emisora de radio española, Joan explicó que es importante entender que lo que se busca en esta fase, es estudiar si la vacuna es eficaz. Es decir, si el número de anticuerpos que la vacuna había creado eran capaces de acabar con el virus y la única manera de saberlo era que los voluntarios se expusieran al virus y dieran positivo.

De ahí que los encargados el ensayo eligieran a voluntarios con alta probabilidad de contagio, pues así podrían tener los resultados mucho más rápido, por lo tanto seleccionaron personal al frente o voluntarios de países con alta incidencia, como Estados Unidos, Brasil o Sudáfrica.

Sin embargo, el enfermero español también aclaró que es importante diferenciar el coronavirus del Covid-19, pues uno es el virus y el otro la enfermedad. La vacuna, protege de la enfermedad, evitando que se presenten síntomas, que esta progrese y se necesite asistencia hospitalaria.

Por lo tanto, no impide que el virus entre a tu cuerpo, mas si que en caso de entrar a tus pulmones, no llegue a tu sangre. Esto porque empieza a dar batalla e intenta acabar con él, bajando la probabilidad no sólo de que enfermes y, como mucho, existan síntomas leves, sino también también de contagiar a otros, pues una carga viral menor te vuelve menos contagioso.

En ese sentido, pide que la gente no se preocupe ni pierda las esperanzas, pues ser positivo era parte del estudio y no significa que no funcione la vacuna, simplemente ésta lo protege de una enfermedad grave, nunca impedirá que se contagie del virus.

Imposible saber si recibió la vacuna o el placebo

Joan también explicó queno sabe si le pusieron la vacuna o el placebo, pues esto es algo que ni los encargados del ensayo clínico saben, ya que se trató de un doble ciego, por lo que únicamente una computadora tiene ese dato y los voluntarios lo averiguarán hasta julio del 2021, cuando termine el estudio, aunque él espera que le hayan puesto la vacuna.

Sin embargo, hasta el momento se encuentra bien y ya sin síntomas, lo que habla de que su cuerpo y sistema inmunitario están actuando bien, atacando y acabando con el coronavirus.

Sobre la probabilidad de que la vacuna salga en enero del próximo año, pese a que no haya terminado el estudio, explicó que es posible si responde a los 3 puntos clave: es segura, produce respuesta inmunitaria y es eficaz. Y aunque normalmente se espera más tiempo, en este caso el tiempo significa vidas, por lo que existe la posiblidad que la Agencia de Medicamentos Europea dé una licencia provisional para parar esta mortalidad y cuando el virus esté más controlado, se daría la licencia definitiva.

Hasta el momento, todo está en manos de los investigadores y debemos confiar en que darán los resultados pertinentes. Recordemos que toda vacuna corre riesgos de presentar reacciones adversas, además de existir protocolos para comprobar su seguridad y eficacia, por lo tanto, hasta que los encargados de la investigación y las agencias sanitarias no tengan una postura determinante, no podemos desechar la posibilidad de que sea una vacuna exitosa.

Por ahora todo indica que va por buen camino, pero no olvides, mientras no exista una vacuna aprobada y disponible, es indispensable no bajar la guardia.

Salud180

 

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *