113 mil impedidos de volver al trabajo por postergación tercera fase

– Publicidad –

La postergación de la fase III del programa de reactivación de la economía del país impedirá que por lo menos 113 mil personas se reintegren a sus puestos de trabajo, afirmó hoy el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.
Juan Ariel Jiménez dijo que tampoco se reiniciarán las actividades deportivas y las iglesias sólo podrán ofrecer cultos presenciales los domingos, en la fase III estaba previsto que lo hicieran tres veces a la semana.
De igual modo dijo que el pase a la fase IV, que incluye la reapertura del sector turismo y los aeropuertos va a depender de las condiciones epidemiológicas que presenten las provincias a en la que se produce un mayor flujo de visitantes.
Jiménez afirmó que todo dependerá del comportamiento de la pandemia de la covid-19 en la próxima semana.
El funcionario dijo que aun cuando se normalice la situación, el comportamiento del turismo no será como en años anteriores, porque va a permanecer mucho tiempo el temor de las personas a viajar, sobre todo a destinos lejanos.
Precisó que el turismo dominicano tiene varias ventajas comparativas, una de ellas la densidad, ya que no se permiten edificaciones mayores de cuatro pisos, lo que contribuye a un aislamiento social en la oferta de todo incluido.
En el caso de los aeropuertos dominicanos, tienen una ventilación natural, que es una de las condiciones para contener la propagación del virus.
Semana crítica
El ministro de Economía dijo que la semana que le sigue a la postergación de la implementación de la fase III será “una semana crítica”, porque debido a los resultados que se obtengan en la misma, se podrán implementar las medidas previstas para las fase III y el inicio de la IV.
Para ello, adelantó que las autoridades lanzarán una estrategia agresiva de jornadas de salud en todo el país, pero sobre todo en el Gran Santo Domingo “que es donde está la mayor preocupación de las autoridades”.
Dólar
Jiménez afirmó que la depreciación del peso dominicano en relación al dólar (actualmente la tasa de cambio es de 58.13 pesos por dólar), es consecuencia directa de la caída de los ingresos en esa moneda debido a la reducción del turismo, zonas francas, baja en las remesas y las exportaciones, junto a la inversión extranjera directa.
Afirmó que la situación en el país no ha sido más crítica debido a que al momento de declararse la emergencia nacional a consecuencia de la covid-19, las reservas internacionales del país eran equivalentes a un 10 por ciento del producto interno bruto, lo que permitió al Banco Central hacer intervenciones oportunas en el mercado para garantizar la moneda a los sectores prioritarios.
Indicó que en otros países de la región la depreciación de las monedas ha sido mucho más pronunciada que en el país.
Esperar tranquilos
Con relación al tema del flujo de monedas fuertes a la economía del país, el Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo dijo que los dominicanos pueden “esperar tranquilos” a que se produzca una normalización de los flujos.
Citó entre los motivos el incremento de las remesas como consecuencia de la recuperación de empleos en Estados Unidos.
Además, la apertura del turismo y el inicio de operaciones en la mayor parte de las empresas de zonas francas, debido a la creciente demanda de productos fabricados en el país.

Fase III
En esta fase entrarían a trabajar el 100% de los empleados de las pequeñas empresas, mientras en las medianas y las grandes sería el 75%. A esa fase no se pudo pasar debido a que se ha incrementado el número de infectados y de muertes por covid-19. En la fase II, 99 personas murieron y más de cinco mil fueron infectados. La situación ha incrementado los internamientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *