58,6 % de los niños de Argentina podrían terminar en la pobreza a finales de 2020 dijo la ONU

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó este martes que la pandemia de coronavirus profundizará la crisis económica y social en Argentina, y estimó que, para finales de 2020, el 58,6 % de los niños del país podrían estar en condiciones de pobreza.

Así surge del informe «COVID-19 en Argentina: impacto socioeconómico y ambiental», presentado en una videoconferencia por representantes de la ONU, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Coordinador Residente de la ONU en la Argentina, Roberto Valent, afirmó que la crisis global del coronavirus «vino a exacerbar las carencias de la Argentina», y recomendó la aplicación de políticas públicas a largo plazo, con una perspectiva que atienda las dificultades para «los próximos 25 años».

«La crisis desatada traerá mayor contracción económica, pérdidas de empleos y aumento de la pobreza», afirmó Valent.

El informe, basado en datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), proyectó que la economía argentina caería 8,2 % en 2020 si la pandemia se controla, y hasta 10 % en caso de que se registre un segundo brote.

A su vez, el organismo prevé un crecimiento de la pobreza, especialmente en la franja de menor edad. En el segundo semestre de 2019, la pobreza afectaba al 53 % de los niños, y podría escalar al 58,6 % hacia fines de 2020.

Por otra parte, de acuerdo con las proyecciones de la OIT, se perderían entre 750.500 y 852.500 empleos en Argentina este mismo año.

El Gobierno de Alberto Fernández mantiene en vigencia las medidas de aislamiento por la pandemia, y se prevé que las extienda hacia mediados de julio, debido a un incremento de casos y fallecimientos en las últimas semanas, especialmente en la zona metropolitana de Buenos Aires.

Hasta este lunes, cuando se registró el pico máximo de contagios diarios, el Ministerio de Salud contabilizaba 44.931 positivos y 1.043 decesos por la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *