Adele sorprende al mundo con su cambio

Adele ya no es la misma, por lo menos físicamente. Poco queda de aquella mujer que sorprendió al mundo en 2008, cuando se ganó dos premios Grammy por su canción ‘Chasing Pavements’, y a la que poco le importaba que la criticaran por su sobrepeso y por su físico, muy diferente que el de las estrellas pop de la época: flacas y con una figura escultural. 

A pesar de eso, la británica conquistó los corazones de millones de personas con su personalidad y su gran poder vocal. Tanto así que canciones como Rolling in the Deep o Skyfall se posicionaron en los primeros lugares de las listas de todo el mundo y muchos la veían como una inspiración y como un ejemplo a seguir. 

Su transformación física comenzó con su fama. A la par que se iba haciendo reconocida en todo el mundo, comenzó a preocuparse mucho más por su salud y por su bienestar físico y emocional, lo que la llevó a cambiar de dieta y a hacer mucho más ejercicio: “Comencé a sentirme cada vez mejor, tanto física como anímicamente”, explicó en 2015, cuando aún tenía una figura curvilínea, pero ya estaba mucho más delgada que antes. 

Su gran cambio, sin embargo, se dio en 2019, un año difícil para ella, debido a que en abril se había separado de su esposo, el empresario y filántropo Simon Konecki, con quien había tenido una relación de 7 años y un hijo. 

La tristeza dio pie a que acelerara su cambio de vida. Eso dio resultado: en agosto de ese año, y luego de varios meses alejada de las redes sociales y de los medios de comunicación, publicó una foto en una playa del Caribe y muchos quedaron sorprendidos, ya que estaba mucho más flaca que antes y tenía un look mucho más informal. 

Luego de las muchas preguntas sobre su transformación y su cambio de físico, su única respuesta fue un comentario en una foto de Instagram: “Me acostumbré a llorar, pero ahora sudo”.

Su cambio no se detuvo ahí. Llevaba otro gran periodo sin publicar nada en redes sociales, pues está trabajando en los últimos detalles de su nuevo álbum de estudio, que saldrá en septiembre de este año, pero esta semana reapareció y volvió a dejar a muchos boquiabiertos. 

En un mensaje por su cumpleaños número 32, en el que aprovechó para agradecer al personal médico y sanitario que trabaja por salvar la vida de millones de personas en medio de la crisis del coronavirus, apareció más delgada que nunca y con una figura escultural, muy diferente de la que tenía cuando se hizo famosa. 

Lo más seguro es que esta nueva Adele, mucho más segura de sí misma y emocionalmente feliz, dé mucho de qué hablar a finales de este año, cuando sus canciones vuelvan a los primeros lugares de las listas musicales. Porque algo es seguro: a pesar de su cambio de imagen, su voz, su talento y esa personalidad que enamoró a tantos siguen estando ahí. Y eso es lo más importante. 

semana.com

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.