Demanda: TikTok se lanza en contra de la Administración Trump por prohibir su operación en los Estados Unidos

La red social TikTok, propiedad de la compañía china ByteDance, demandó este lunes 24 de agosto a la actual Administración estadounidense por una orden ejecutiva que pretende prohibir las operaciones de la ‘app’ de video corto en el país. La aplicación calificó la orden de Trump como un pretexto para alimentar la retórica contra China mientras busca su reelección.

Continúa la guerra entre la aplicación de video TikTok y la Casa Blanca. Esta vez, la red social decidió presentar una demanda ante un Tribunal Federal en Los Ángeles, California, contra el Departamento de Comercio, el presidente Donald Trump y el secretario de Comercio Wilbur Ross, para evitar que el Gobierno “prohíba inadmisiblemente” el funcionamiento de la red social en el país.

La compañía china se refiere específicamente a dos órdenes ejecutivas emitidas a principios de agosto. La primera de ellas establece una prohibición radical pero no especificada de cualquier “transacción” con ByteDance y la segunda ordena a esa empresa que venda los activos utilizados para respaldar a TikTok en Estados Unidos.

“La orden ejecutiva emitida por la Administración el 6 de agosto de 2020 tiene el potencial de despojar a nuestra comunidad de los derechos sin ninguna evidencia que justifique una acción tan extrema y sin el debido proceso”, señaló TikTok en la queja.

Según la Administración Trump, TikTok supone una “amenaza” para la seguridad nacional y crea “riesgos reales” para Estados Unidos.

Los funcionarios de la Casa Blanca explican que la “amenaza” reside en la capacidad del Gobierno chino para exigir la cooperación de las empresas chinas. TikTok argumenta que no ha compartido datos de usuarios estadounidenses con el Gobierno chino, que no lo haría y que no censura videos a pedido de las autoridades chinas.

Pero, hasta el momento, la Administración Trump no ha presentado documentos que respalden ninguna de las acusaciones y tampoco ha proporcionado evidencia específica de que TikTok haya puesto a disposición del Gobierno chino los datos de los usuarios estadounidenses.

En Washington, legisladores, tanto republicanos como demócratas, también han compartido sus preocupaciones sobre la red social que van desde su vulnerabilidad a campañas de censura y desinformación, hasta la seguridad de los datos de los usuarios.

TikTok alega haber tomado medidas para proteger a sus usuarios en EE. UU. 

En respuesta, ByteDance dijo que ha protegido los datos de los usuarios estadounidenses almacenándolos dentro del país y en Singapur, no en China, y “erigiendo barreras de software que ayudan a garantizar que TikTok almacene sus datos de usuario de Estados Undios por separado de los datos de usuario de otros productos de la compañía”.

Durante el año pasado, TikTok intentó poner distancia entre la aplicación, con 100 millones de usuarios en EE. UU., y sus propietarios chinos, a través de la contratación de un exalto ejecutivo de Disney como su CEO en el país y nombró a otros dos estadounidenses como jefe oficial de seguridad y consejero general.

Incluso, ByteDance dijo que está dispuesto a vender sus operaciones en EE. UU. y ha mantenido conversaciones con Microsoft para comprar partes de su aplicación en inglés. Según los informes, otras empresas e inversores también han expresado interés.

Todas estas medidas fueron expuestas en la demanda en la que la compañía alega que “sin aviso ni oportunidad de ser escuchada”, la Casa Blanca “violó los derechos de TikTok al debido proceso de la Quinta Enmienda”.

¿Qué espera Tik Tok del fallo en el tribunal? 

La compañía china dijo ser consciente de que la Administración Trump tiene una “discreción significativa” con los asuntos de seguridad nacional.

Sin embargo, ByteDance espera que el tribunal californiano le dé la razón en cuanto a que la orden del mandatario estadounidense busca prohibir actividades que “no se han considerado una amenaza inusual y extraordinaria”, lo que es requerido por la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que Trump citó como una de las bases de su orden.

“Lograr que un tribunal anule la determinación del Gobierno de que se trata de una amenaza para la seguridad nacional sería muy difícil”, dijo Christian Davis, abogado de Akin Gump cuya práctica se centra en la inversión extranjera y el comercio internacional.

Si bien las reclamaciones de debido proceso pueden ser más fáciles de argumentar, no está claro qué podría ganar TikTok. El experto dijo que la compañía podría lograr un retraso en la implementación de la orden o forzar una reescritura de la misma para abordar las preocupaciones.

China rechaza la idea de que TikTok venda sus activos 

El Ministerio de Exteriores de China se opone también a la venta forzada de TikTok, una operación que en su opinión viola los principios de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

De hecho, el Gobierno chino ve la intención de vender TikTok como un capítulo más de la guerra comercial entre Beijing y Washington, que intenta contener el desarrollo tecnológico del gigante asiático, acto ya visto con la firma de telecomunicaciones Huawei.

Los intentos de presión a TikTok son vistos con preocupación por gigantes tecnológicos con ambiciones globales como Alibaba y Tencent.

Con EFE y AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *