Donald Trump visita bodega donde dominicano apuñaló a un cliente en defensa propia

Al salir de la corte, el expresidente Donald Trump se trasladó hasta Harlem donde visitó la bodega donde trabajaba el dominicano José Alba, el cual apuñaló en defensa propia a un exconvicto hace dos años tras una discusión por unas papas fritas.

El caso provocó una indignación generalizada luego de que Alba fuera acusado de asesinato, por lo que Trump prometió «enderezar Nueva York»

Trump visitó la bodega «Sanaa» que anteriormente era conocida como «Blue Moon Convenience Store«, para reunirse con el copropietario, Maad Ahmed, y el defensor de las pequeñas empresas, el dominicano Francisco Marte.

El aspirante presidencial republicano dijo a los trabajadores de la bodega que «debería permitírseles tener un arma. Si tuvieras un arma, nunca te robarían, si nunca te robarían, ese sería el final de eso».

Ahmed le dijo al expresidente que la tienda todavía está lidiando con la delincuencia desenfrenada, lo que pareció conmocionar al político de la ley y el orden.

Asimismo, el copropietario respaldó el comentario de Trump, asegurando que los delincuentes «respetarían la tienda» si tuviera un arma fuego a mano, indicando que solicitaría una por sugerencia del republicano.

Sin embargo, el abogado del dominicano José AlbaRich Cardinale, advirtió a Trump que el uso del arma podría llevar a los trabajadores a la misma situación que enfrentó su cliente en el incidente de 2022, «Si usas un arma y te defiendes legalmente, irás a la cárcel».

Aunque, los cargos de asesinato contra Alba fueron retirados, luego de la creciente presión social, el dominicano se encontraba tan traumatizado que regresó a su país natal y se dirige Nueva York para atender los juicios, según dijeron las fuentes.

Sobre el caso de José Alba

La tienda de conveniencia fue noticia el 1 de julio de 2022, Alba se encontraba trabajando en su bodega, detrás del mostrador, cuando inició una discusión con una mujer porque esta no podía pagar por una bolsa de patatas fritas.

La mujer envió a su novio, el exconvicto Austin Simon de 36 años, quien fue detrás del mostrador para agredir al dominicano, sin dejarle opción a Alba de agarrar un cuchillo y defenderse de los ataques de Simon, causándole la muerte a cuchilladas.

Alba, llamó a la policía, quienes al llegar arrestaron al bodeguero y fue acusado de asesinato en segundo grado y pasó cerca de una semana tras las rejas en Rikers Island, hasta que los fiscales de la oficina del fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, acordaron reducir su fianza de 250,000 dólares y posteriormente, retiraron los cargos contra el dominicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =