La impactante cortada que sufrió en la espinilla un peleador mexicano en la UFC

Infobae.- Una de las imágenes más impactantes que dejó la cartelera de UFC Fight Night 171 que se realizó este miércoles desde el VyStar Veterans Memorial en Jacksonville, Florida, fue protagonizada por el peleador mexicano Gabriel “Moggly” Benítez.

Y es que el oriundo de Tijuana, Baja California, sufrió un doloroso corte en la espinilla izquierda en el segundo asalto de su combate ante el venezolano Omar Morales dentro de la división ligera.

La lesión fue ocasionada luego de intentar golpear las extremidades inferiores de su rival, pero en uno de esos intentos, un bloqueo con la rodilla abrió una herida profunda en la espinilla de “Moggly” Benítez. En el momento en que las cámaras de televisión enfocaron el corte, es posible ver hasta el hueso del atleta.

A pesar de que el mexicano de 31 años se entregó durante todo el combate, incluso luciendo mejor que Morales al inicio, sin dejar de soltar golpes hasta el final, debido a la abertura, sus condiciones se vinieron a menos y perdió por decisión unánime en los tres rounds, con puntuaciones de 29-28, 29-28 y 30-27.

Con este resultado el peleador sudamericano mejoró su récord invicto a 10-0, mientras que “Moggly” Benítez se quedó con 21-8, siendo esta su segunda derrota seguida, luego de caer en agosto pasado frente al nigeriano-estadounidense Sodiq Yussuf.

Después de la pelea, fue el propio “Moggly” quien, a través de una publicación en su cuenta de Instagram, dio a conocer el estado de su pierna izquierda con una desgarradora fotografía acompañada del mensaje “Real power kick” (verdadera patada de poder).

ras ocho semanas de interrupción forzada por la pandemia de coronavirus (COVID-19), la compañía más importante de artes marciales mixtas (MMA) retornó desde el pasado 9 de mayo con un maratón de peleas, siendo la primera la que tuvo como protagonistas a Tony Ferguson y Justin Gaethje y que se desarrolló bajo estrictas normas de seguridad, la principal de ellas, sin público.

Las 15 mil butacas vacías le dieron un marco inusual a una competencia en la cual los espectadores son actores fundamentales con sus gritos, aplausos y ovaciones. Antes de ingresar al recinto, a todos los participantes del evento (peleadores, entrenadores, auxiliares, periodistas, camarógrafos y empleados, entre otros) se les tomó la temperatura.

Cabe mencionar que a diferencia de la función del sábado, este combate entre latinoamericanos no fue televisada en Pago Por Evento (PPV), por lo que las mayores ganancias de UFC recaen en el impacto que tienen en tiempos de la emergencia sanitaria.

Precisamente durante la función del pasado 9 de mayo se vivió otro de los encuentros más sangrientos que se han visto en Jacksonville, protagonizado por Vicente Luque y Niko Price.

El resultado fue triunfo del brasileño por decisión del médico oficial, quien al analizar los daños que estaba sufriendo el estadounidense le aconsejó al juez dar por culminada la batalla.

El norteamericano sufrió un corte en el ojo derecho debido a un puñetazo de su rival que lo dejó en el suelo y con la vista afectada. Horas después de su enfrentamiento, publicó una selfie para que sus fans vean cómo le quedó el rostro: “Estoy listo entrenador, métame”, escribió en broma por las consecuencias que había sufrido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *