La India da a su Ejército “total libertad” para tomar medidas de protección en las fronteras tras el enfrentamiento con tropas chinas

El primer ministro de la India, Narenda Modi, ha llevado a cabo una reunión con los líderes de los principales partidos políticos de su país este viernes, para abordar la situación tras el enfrentamiento violento con tropas chinas registrado en el valle de Galwan, en la región india de Ladakh, la noche de este lunes. Según ha confirmado el Ejército indio, 20 de sus militares fallecieron en el incidente. Frente a los hechos, Modi ha asegurado que su Gobierno ha dado “total libertad” al Ejército para “tomar medidas correctivas” y ha enfatizado que “las Fuerzas Armadas no dejan piedra sin remover para proteger al país”.

“Ya sea por despliegue, acción o contra-acción, les aseguro que nuestras fuerzas en el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de la India están haciendo todo lo posible para proteger al país. Les hemos dado toda la libertad para tomar medidas correctivas.
Hoy tenemos la capacidad para que nadie pueda ver ni una pulgada de nuestra tierra. Las fuerzas indias son capaces de moverse juntas incluso en diferentes sectores ahora”, afirmó el líder indio durante la reunión virtual, citado por India Today.
“La India quiere paz y amistad, pero el tema de su soberanía es supremo”, aseguró. “Si bien, por un lado, hemos permitido que las fuerzas de defensa tomen las medidas que consideren oportunas, por otro lado, también hemos transmitido nuestra resolución a China por medios diplomáticos”.

“Debido a la infraestructura recién construida, nuestra capacidad de patrullaje ha aumentado, especialmente en la Línea de Control Actual (ALC). Debido a esto, la vigilancia ha aumentado y estamos informados sobre las actividades en la ALC a tiempo. Nuestros soldados pueden monitorear y responder en áreas que fueron descuidadas antes”, agregó Modi. “La tensión ha aumentado ahora, ya que estamos interrogando a cada persona en cada rincón y esquina, que no era el caso antes”.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, anunció este 17 de junio en una rueda de prensa que Pekín y Nueva Delhi “acuerdan resolver” las tensiones fronterizas en el Himalaya “a través del diálogo y la consulta y hacer esfuerzos para aliviar la situación y salvaguardar la paz y la tranquilidad en la zona fronteriza”.

Zhao añadió que China presentó “fuertes protestas” a Nueva Delhi en relación con el reciente incidente fronterizo. “Una vez más, le pedimos a la parte india que actúe de acuerdo con nuestro consenso, discipline estrictamente a sus tropas de primera línea para que no crucen la línea, no realicen provocaciones y no tomen medidas unilaterales que puedan complicar la situación”.

China y la India mantienen disputas abiertas sobre territorios dentro de la zona del Himalaya y se enfrentaron en 1962 en una guerra fronteriza de un mes, que dejó más de 10.000 muertos y culminó con la victoria de Pekín
A finales del pasado mes de mayo, Pekín y Nueva Delhi reforzaron su presencia militar en zonas disputadas a lo largo de la frontera no demarcada de 3.488 kilómetros entre las dos naciones después de que el pasado 5 de mayo, soldados de las dos potencias nucleares se enfrentaron en las orillas del lago Pangong Tso en la meseta tibetana
La escalada anterior entre los dos países se registró en el 2017, cuando China comenzó a construir una carretera en la meseta de Doklam que derivó en amenazas de guerra que terminaron en puñetazos y pedradas entre soldados de ambos Ejércitos, hasta que ambas potencias nucleares acordaron retirar sus tropas del lugar a finales de agosto del 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *